La fatiga visual es cada vez más frecuente entre personas jóvenes por el uso prolongado de dispositivos digitales. También pueden sufrirla estudiantes que deban consultar de manera continuada libros de texto con fuentes muy pequeñas o algunos artesanos.

Nuestras abuelas, alcanzada cierta edad, conocían bien esa sensación molesta que ahora se llama síndrome visual informático (SVI), aunque en sus tiempos no se practicaban ejercicios para la fatiga visual como la regla 20-20-20.

Síndrome visual informático

El síndrome visual informático no es otra cosa que fatiga visual, acompañada muchas veces de cervicalgia o cefaleas. Se estima que afecta al 90 % de la población adulta que debe permanecer durante más de tres horas con la vista enfocada en distancias cortas, en especial si miran a las pantallas de dispositivos digitales.

El síndrome visual informático se debe en gran medida a un problema de ergonomía y de higiene ocular, entendiendo por higiene la práctica de ejercicios para relajar los ojos sobreexpuestos al ordenador.

La fatiga visual se manifiesta por una merma temporal de la agudeza visual, que remite al descansar la vista o tras una noche de sueño, acompañada de síntomas más inespecíficos como lagrimeo, enrojecimiento ocular o dificultad para reorientar los ojos.

¿Qué es la regla del 20-20-20?

La regla 20-20-20 es una técnica de ejercicios para ojos cansados desarrollada por el oftalmólogo Jeffrey Anshel. La elección del nombre es en sí misma la regla nemotécnica sobre cómo aplicar esta gimnasia ocular: consiste en realizar descansos de la vista cada 20 minutos, mirando durante 20 segundos a algo que se encuentre a más de 20 pies, el equivalente aproximado a 6 metros.

¿Por qué 20 y no 18 o 22? Porque el 20 es un número recurrente en oftalmología. Es posible que hayas escuchado a tu optometrista hablar de una visión 20/20. ¿Qué significa vista 20/20? Es la forma técnica de expresar que alguien goza de una buena agudeza visual.

Cuando eliges un equipo de ópticos y optometristas profesionales como el que compone la plantilla de Optivisión Recogidas, se te suele informar de los resultados de manera técnica y también en lenguaje coloquial, para asegurarnos de que no te queda ninguna duda sin disipar. Pero si acudes a un reconocimiento visual y se te entregan los resultados más tarde, por escrito, puedes no tener claro qué quiere decir esa jerga médica.

Otros consejos para evitar la fatiga visual causada por el ordenador

Lágrimas artificiales

Aunque la fatiga visual se suele acompañar de lagrimeo, este suele deberse a falta de lubricación ocular.

Las lágrimas artificiales no son la solución definitiva a este problema, aunque sí un alivio, en especial si te las aplicas en cuanto comienzas a notar la vista fatigada.

Lentes bien graduadas

Si tus lentes no tienen la graduación correcta porque tus problemas refractivos han evolucionado o si necesitas gafas y no lo sabes, vas a experimentar fatiga visual mucho antes que alguien que sí use las gafas o lentillas adecuadas en caso de necesitarlas.

Además, cuando necesitas lentes graduadas, pero no lo sabes, puedes sufrir de cefaleas frecuentes, que suelen presentarse al finalizar la jornada. Estos síntomas pueden confundirse con una fatiga visual leve o, incluso, puedes atribuirlo al estrés.

Si las cefaleas acechan cuando anochece a tras varias horas frente a una pantalla, te recomendamos que realices una revisión ocular, rápida y sencilla, para saber si la causa es un problema refractivo y, en caso afirmativo, poner solución a esas cefaleas.

Ojo con la presbicia

Dado que la fatiga ocular se manifiesta tras pasar tiempo enfocando de cerca sin realizar ejercicios para ojos cansados, puede confundirse con la presbicia, más conocida como vista cansada. La principal diferencia es que la presbicia es casi permanente, aunque puedes experimentar mejoría por las mañanas o si consumes ciertas vitaminas y tu caso es incipiente.

De nuevo, para salir de dudas, lo mejor es un examen visual que ni siquiera requiere dilatar la pupila. Acude siempre a una óptica de confianza para un diagnóstico certero.

La regla 20-20-20 fue ideada por un oftalmólogo y también empresario, buscando mejorar la higiene ocular de sus empleados y, de paso, algo que fuera sencillo de recordar para todo el mundo, personas mayores incluidas.

Es la forma más rápida de llevar a cabo ejercicios para los ojos cansados por el ordenador, aunque existen otros métodos. Lo importante es que adoptes la costumbre de incorporar uno de ellos en tus rutinas de estudio o trabajo y que, ante la duda, acudas a una óptica profesional para descartar problemas refractarios o una graduación obsoleta en el caso de utilizar lentes.