Seas mujer u hombre, no se te ocurra saltarte la orden de no retirar y guardar tus lentillas durante la noche. Si deseas saber por qué no dormir con lentes de contacto y cuáles pueden ser las consecuencias de hacerlo tan solo una noche, acompáñanos.

Por qué no debes dormir con lentes de contacto

Con la excepción de las lentes de ortoqueratología, que precisamente se colocan durante el sueño y se retiran por el día, dormir con lentes de contacto tiene consecuencias inmediatas para la salud de tus ojos.

Lo menos grave es que sufras una irritación por sequedad de los ojos debida a que los ojos con las lentillas no intercambian correctamente oxígeno con el aire ni se lubrican como debería. Por eso se han creado diferentes tipos de lentes de contacto, si bien todas ellas se fabrican pensando en el uso de una jornada laboral o un poco más. Esta sequedad puede ser la causante del llamado dolor en los ojos por lentes de contacto. Como verás, si tiene un nombre es porque no se trata de casos aislados.

Lo mejor es que, si has usado lentes de contacto desde temprano, las retires al llegar a casa por la tarde o por la noche.

Pero además te arriesgas a sufrir infecciones por las lentes de contacto o, mejor dicho, por un mal manejo, llegando a ser causas de úlceras en los casos más graves.

No temas, el uso de lentillas es seguro siempre y cuando las adquieras en establecimientos de venta autorizada y te dejes asesorar por profesionales, como los que componen nuestro equipo.

Otras cosas que no debes hacer con tus lentillas

Emplear líquidos en mal estado

Los líquidos que necesitas para limpiar y para guardar en ellos tus lentes de contacto durante la noche tienen fecha de caducidad y unas condiciones óptimas de conservación. Si se estropean, son una de las causas más comunes de infecciones debidas al mal uso de lentillas.

Estas mismas infecciones aparecerán si manipulas tus lentes de contacto sin una escrupulosa limpieza de manos previa en cada una de las ocasiones.

Por último, si notas que tus lentes de contacto o tus líquidos te producen conjuntivitis alérgica, revisa bien la composición. Hay personas alérgicas a algún conservantes en concreto. De ser tu caso, solo debes evitar los líquidos que contengan ese componente y podrás seguir usando lentes de contacto sin temer por la salud de tus ojos.

Guardar tus lentillas sin líquido

Es otra cosa que no deberías hacer nunca, como tampoco guardarlas en agua del grifo.

Usar lentillas caducadas

Las lentillas forman parte de lo que se conoce como dispositivos médicos. Por este motivo, están sujetas a una legislación rigurosa. Esta ley obliga a los fabricantes, entre otras muchas cosas, a indicar la fecha de caducidad de las lentillas en la parte metálica de su envase. Jamás utilices lentes de contacto caducadas, ni siquiera aunque no hayan sido abiertas (nos referimos a lentes desechables).

Si te estás preguntando qué pasa si te pones unas lentillas caducadas, lo cierto es que no podemos darte una respuesta exacta. Puede pasar cualquier cosa, pues ya no se han cumplido las condiciones que garantizas que su uso no sea perjudicial para tus ojos o tu visión. Imagínate lo que nos parece la moda de comprar lentes de contacto coloreadas o con motivos de fantasías en sitios no autorizados para dispensar medical devices.

Pero si deseas verte diferente o disfrazarte y llevar lentillas especiales un día concreto, puedes acercarte a nuestra óptica para asesorarte sin compromiso. Hay tantas posibilidades cromáticas en el mercado legal como en el que no cumple las garantías sanitarias. ¿Te jugarías la salud de tus ojos por una compra impulsiva?

Consejos para hacer un buen uso de tus lentes de contacto

  • Lava bien las manos antes de colocarte o retirar tus lentillas, también para cualquier tipo de manipulación o cambio de envase.
  • Elige las lentes de contacto que se adapten a tu problema, es decir, hay personas que toleran todos los materiales de lentes de contacto y quienes, por sensibilidad o por la forma del globo ocular, solo debería usar lentes de contacto blandas o algunas especiales.
  • Revisa la fecha de caducidad de tus lentes desechables y de los líquidos, sea cual sea el tipo de lentillas que emplees. Recuerda manejar esos líquidos siempre con las manos bien limpias.
  • Si sufres de una infección o inflamación, como normal general es necesario pasar a utilizar gafas durante los días que dure el tratamiento. Pregunta a tu oftalmólogo o en tu óptica de confianza en caso de duda.

Ahora ya sabes por qué es malo dormir con lentes de contacto: porque arriesgas la salud de tus ojos y puedes llevarte un buen disgusto. También corres peligros similares si te pones lentes de contacto que no han pasado los controles sanitarios pertinentes o si tus lentillas desechables han caducado. ¿Cómo saber si una lentilla está caducada? Si la has adquirido a un fabricante autorizado, debe aparecer la fecha de caducidad en el envase y en las pestañas metálicas.

Recuerda que los ópticos podemos asesorarte sobre qué lentes de contacto son mejores para ti o cómo manejarlas de manera correcta. Por supuesto, a los nuevos usuarios les presentamos un resumen con cuestiones como por qué no dormir con lentes de contacto o cómo saber si hay que cambiar de material. Confía solo en profesionales, hablamos de dispositivos médicos.